DANZA DEL VIENTRE


Conocida como  la danza del vientre: Es una de las danzas más antiguas que se conocen. Danzada principalmente por mujeres con objetivos muy diversos (Bienestar de si mismas, preparación al parto, parto y post parto, entretener y entretenerse, celebrar y amenizar…)

Aunque se dio a conocer al mundo por  el cine americano como algo sexual, en absoluto lo es….eso dependerá de cada mujer para que la practica…
Es una danza sinuosa y seductora, fascinante en si por los movimientos suaves que se convierten fácilmente en otro sin que el espectador perciba una ruptura…

La riqueza de las evoluciones, torsiones y posibilidades de esta danza abarcan una infinita combinación de movimientos cíclicos, en los que todo el cuerpo trabaja sincronizado en una misma cadencia sonora. En otras ocasiones, cada parte del cuerpo se mueve de forma independientemente bajo profunda conciencia corporal.

La Danza Oriental es una alternativa diferente para estar en forma, de una manera suave y no agresiva, se puede trabajar el cuerpo de forma más orgánica, movilizando el cuerpo como un todo a nivel físico, expresivo y energético, por que los propios movimientos han sido creados ancestralmente con estos fines, ayudando a las mujeres a encontrar un bienestar.

Muchos son los beneficios que se atribuyen a esta, pero por si sola no funcionan, depende mucho de la persona que lo enseña y de la mujer que lo danza….

Durante estos 14 años de experiencia trabajando con diferentes mujeres, (Edad. Origen, objetivos, etc…), he podido desarrollar una metodología de trabajo muy eficaz donde se aprende más rápidamente de una manera muy respetuosa del ritmo de cada persona, integrando el biorritmo estacional y la nutrición de la expresión emotiva…

Me permito mencionar  beneficios reales, porque con en cada grupo de trabajo he  podido reconocerlos y gracias a mis alumnas he podido comprobarlo no solo en misma.

Beneficios que se le atribuyen:
·         Corrige la postura. (Gracias a la preparación del inicio de la clase este ajustamiento viene de forma progresiva y natural; no de forma mental y rígida)
·         Moldea la figura sin esfuerzos violentos, por lo que está indicada para cualquier mujer sea cual sea su edad y condiciones físicas. Tampoco se requiere una estructura corporal determinada como puede pasar en otros estilos de danza. ( la técnica permite ir tomando conciencia de cada cadena muscular y al trabajarlas  de forma precisa y adecuada el cuerpo se tonifica, respetando así  la estructura femenina)
·         Fortalece el vientre ( Sin afectar al suelo pélvico, al contrario!!!)
·         Afina la cintura ( Trabajamos la musculatura abdominal tonificando sin esfuerzos de contracción al contrario, reconociendo el movimiento preciso y justo)
·         Una apariencia más esbelta.( Claro al ajustar la postura y tonificar vientre, espalda, piernas y trabajar la apertura corporal y expresiva la presencia de la mujer cambia no solo por el físico, sino por que gana autoestima)
·         Ayuda a perder peso ( si la clase alcanza un buen ritmo pueden perderse hasta 300 calorías por hora)
·         Trabaja el ritmo, se gana en flexibilidad, coordinación motora,  equilibrio y la memoria…
 (Aprender a conocer la música, interpretarla, entenderla, conocer como se crean coreografías y recordarlas es esencial para una bailarina….y todo esto se puede traducir en gestos  y beneficios para el cotidiano)
·         Constituye un excelente ejercicio de preparación para el parto así como de recuperación del cuerpo tras el nacimiento del bebé. (muchas mujeres la practican por que quieren quedarse embarazadas, porque están embarazadas o por que acaban de parir, y es muy bueno porque permite a la mujer prepararse continuamente en cualquiera de estas tres etapas…)

·         Libera tensiones. Genera euforia y bienestar ( por que el trabajo de expresión también es progresivo, real y gestionable por cada mujer, no depende exclusivamente del animador de la clase)
·         Eleva la autoestima. Poco a poco la conciencia corporal y la fluidez de un movimiento no tenso permiten que la mujer acepte su cuerpo y su estilo de moverse tal como es.
·         Es amena y divertida ( La variedad en ritmos, estilos la hacen siempre divertida, hay tanto que aprender que por eso mujeres la practican como alumnas durante décadas, siendo este uno de sus espacios de bienestar mas preciados)

·         Y la Guinda! Reconocer la relajación y la tensión y utilizarla de forma justa nos ayuda a relajarnos en movimiento…que para nuestra cultura es muy difícil de conseguir y hoy en día es indispensable que podamos movernos serenamente en los diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Entradas populares de este blog

Clases Abiertas!!!

11 de febrero..Taller de Movimiento

miércoles 8 de marzo